Casos de éxito

Jake Sunday crea Alice Arcade

La visión de un adolescente promete cambiar el juego de la educación en programación

“Decidí que quería hacer algo asombroso.” Una afirmación inspirada, pero no una que se escuche a menudo de la boca de jóvenes de 16 años de edad. Jake Sunday es una excepción a muchas normas, de muchas maneras distintas. Este adolescente de Utah es un estudiante de preparatoria que ya puede agregar varias cosas asombrosas a su currículum, como su participación como ponente principal en JavaOne4Kids, una de las más importantes conferencias en ciencias de la computación para niños en América del Norte; creador y desarrollador de Alice Arcade, un proyecto original de programación que les enseña a los niños a codificar; y productor de la más reciente exhibición ultrapopular en The Leonardo Museum en Salt Lake City.

Jake incursionó por primera vez en las ciencias de la computación hace alrededor de ocho años, después de tomar una clase sobre los fundamentos de la tecnología donde empezó a aprender el lenguaje de programación Java y a desarrollar animaciones 3D. A partir de ahí, dice él, siguió haciéndolo y comenzó a explorar la programación. En octubre de 2015, Jake asistió a JavaOne4Kids, un evento patrocinado por Oracle Academy que tiene lugar cada año, el sábado anterior a Oracle OpenWorld, donde participó en talleres de Oracle Academy. Ahora a sus 16 años de edad, tiene una compresión bastante sólida de Java y utiliza sus habilidades y conocimientos para crear juegos, así como para inspirar a otros estudiantes a que aprendan a codificar.

Pero el más importante proyecto que ha desarrollado Jake a la fecha es el que lo hizo acreedor a la oportunidad de participar como ponente principal en JavaOne4Kids 2016. Se llama Alice Arcade, un juego instructivo al estilo "retro" para aprender los elementos básicos de la programación en Java, que usa un sistema de juego reminiscente de los antiguos favoritos como Pac-Man™ y Frogger™, y que Jake fusionó con la herramienta instructiva de programación, Alice.

Desarrollado por un equipo dirigido por Carnegie Mellon University, Alice invita a los estudiantes con poca o ninguna experiencia a aprender los fundamentos de la programación con Java mediante el desarrollo de animaciones 3D, cuentos y juegos a través de una funcionalidad de arrastrar y soltar donde los movimientos corresponden a comandos en lenguaje de codificación.

Debido a que Alice es una herramienta útil para ayudar a los recién llegados a hacer una transición suave a los fundamentos de la programación, Jake sabía que era el entorno de desarrollo indicado que podía aprovechar para enseñar a otros a codificar. Lo que le gusta de Alice, dice, es que los estudiantes llegan a adquirir una comprensión profunda de los fundamentos de Java sin siquiera darse cuenta.


Hagamos algo asombroso

Todo empezó cuando asistí a JavaOne4Kids. Después de ver a todas esas personas haciendo cosas asombrosas, decidí que yo quería hacer algo asombroso.


Alice Arcade es el resultado de lo que aprendió Jake sobre Alice en JavaOne4Kids 2015. “Todo empezó cuando asistí a JavaOne4Kids. Después de ver a todas esas personas haciendo cosas asombrosas, decidí que yo quería hacer algo asombroso”, comentó Jake. Intrigado por Alice, Jake tomó sus nuevas habilidades y las aplicó al desarrollo de un juego tipo arcade. Alice Arcade está diseñado para servir como una introducción guiada a la programación que es fácil de usar, con instrucciones paso a paso que le van diciendo y mostrando al usuario todo lo que necesita saber.

Para Jake, crear Alice Arcade no solo se trataba de averiguar qué tipo de cosas increíbles podía hacer. Todo su trabajo fue a favor de una causa: como miembro de Boy Scouts of America embarcándose en su proyecto de servicio como Eagle Scout, se le pidió a Jake que demostrara su liderazgo en un proyecto en servicio de la comunidad. Él explica que el reto era lograr tener un impacto en la comunidad, las escuelas y la iglesia, y él cree que logró las tres cosas con Alice Arcade.

Y si hubiera alguna duda sobre si Alice Arcade es una cosa asombrosa, esta se desvaneció cuando curadores de The Leonardo en Salt Lake City instalaron el sistema como una exhibición permanente.

Desde 2011, The Leonardo, un museo de arte, ciencias y tecnología, ha abierto sus puertas y la mente del público a creaciones innovadoras para enseñar e inspirar a la comunidad.

“Actualmente es una de las exhibiciones más populares en The Leonardo y la desarrolló un joven de 16 años de edad”, dice Jake humildemente. "Me gusta saber que los niños están dispuestos a visitar mi juego tipo arcade y jugarlo". Pero lo que más le satisface es ver a niños que no saben codificar emocionados por aprender a hacerlo.
 

Enfocado en el futuro

Hoy en día, muchas escuelas no se enfocan en las ciencias de la computación, aunque desearía que lo hicieran, y a mí me da gusto que mi escuela sí lo haga.


En términos muy sencillos, Jake dice con mucha seguridad que simplemente cree que todos los niños deberían aprender algo de programación.

Si se cumpliera su deseo, Jake introduciría a los niños a las ciencias de la computación incluso antes de que entraran a la preparatoria. Él considera que la secundaria es el momento perfecto para empezar a sentar las bases de los fundamentos de Java con herramientas como Alice. “Yo creo que al menos deberíamos tratar de introducir las ciencias de la computación en escuelas secundarias, preparatorias y universidades para que todos se puedan familiarizar con ellas, incluso aunque no les parezca atractivo. Nada más tener un conocimiento básico de los fundamentos”.

¿Por qué? No vaciló en decirnos que en el año 2020, habrá 2,5 millones de oportunidades en el campo de las ciencias de la computación, y le preocupa que no vaya a haber suficientes personas con esta formación para aprovechar esas oportunidades.

Escogió un sistema de juego para enmarcar su proyecto de Alice porque él, al igual que muchos educadores que le doblan la edad, está buscando caminos para impartir la educación en ciencias de la computación que les parezcan atractivos a los jóvenes y los aliente a darle una oportunidad a la programación. “Hoy en día, muchas escuelas no se enfocan en las ciencias de la computación, aunque desearía que lo hicieran, y a mí me da gusto que mi escuela sí lo haga. Tenemos dos clases de ciencias de la computación al año”, dice con orgullo, lamentando el hecho de que muchas escuelas del país “ni siquiera tengan una”.

Él es partidario de la educación en ciencias de la computación, en parte porque le queda muy claro que su propia formación lo preparó para este éxito. Como miembro institucional de Oracle Academy, su sistema escolar lo ha preparado bien para el tipo de proyectos que le encanta crear y perfeccionar.

Es evidente que Jake ha pensado mucho sobre el futuro de la educación en ciencias de la computación y que está determinado a dejar su marca y la de Alice Arcade en el panorama. ¿Y sus propios planes a futuro? Jake aún está considerando sus opciones y sopesando un par de caminos distintos. Habla con emoción acerca de sus planes de postularse para algunas de las principales escuelas del país en programación y diseño de juegos, y sin duda seguirá teniendo un impacto positivo en el mundo de las ciencias de la computación y la educación en los años que están por venir.
 


Hardware y Software, Diseñados para Trabajar en Conjunto